Background Image

Cómo, cuándo y por qué pedirle (con éxito) un aumento de sueldo a tu jefe

 
Artículo / Trabajar

Cómo, cuándo y por qué pedirle (con éxito) un aumento de sueldo a tu jefe

Reconozcámoslo. A todos nos gustaría cobrar más en nuestro trabajo. De hecho, solo uno de cada tres españoles está satisfecho con el salario que percibe.

Pero, ¿cómo debemos plantear a nuestro jefe este aumento salarial deseado? ¿Cuál es el mejor momento para decir que nos gustaría percibir más dinero en nuestra nómina?

Primer punto. Exámen de conciencia

Javier Renedo, manager de la oficina de Madrid de Hays Response, cree que lo primero que debemos hacer es una especie de examen de conciencia para saber si realmente nos merecemos este aumento o no.

Así, debemos revisar tanto nuestro currículum (formación, idiomas…) como nuestro desempeño laboral (funciones, responsabilidades, el tiempo que llevamos en la empresa, horario….). Es decir, “debemos comprobar si realmente nuestro salario es poco. Para ello también puede ayudarnos un análisis de lo que se está pagando en las empresas de la competencia por un puesto similar al nuestro. Esa investigación nos dirá si estamos bien pagados o no”.

Como decíamos antes, el tiempo que llevemos en nuestra empresa puede ser un factor determinante para dar el paso para solicitar una mejora de nuestra retribución. Quizá el establecer un mínimo de un año en nuestro puesto para pedirlo puede ser una buena medida. ¿Por qué? “Deberíamos haber negociado este salario antes de la firma del contrato o haber establecido un aumento al cumplir determinados objetivos”, explica este experto en Recursos Humanos.

Por eso, y para la próxima vez que te enfrentes al proceso de negociación de un puesto de trabajo, Javier Renedo considera que podemos preguntar antes de firmar cuál es la política de la empresa en lo que al aumento de sueldos se refiere.

El momento perfecto y el inoportuno

Cada empresa puede ser un mundo en lo que a las políticas de retribución se refiere. Por eso, y tanto si vas a pedir un aumento de sueldo como si tienes previsto cambiar de compañía, es bueno que conozcas cada cuánto tiempo se realizan las mejoras en la nómina.

Por ejemplo, Javier Renedo asegura que cada vez es más frecuente que se lleven a cabo evaluaciones de desempeño, por lo que antes de que se realicen no se suele valorar una subida salarial.

Del mismo modo, hay compañías (especialmente en las pymes) en que lo normal es pedirlo a tu jefe directo, mientras que en las más grandes “puede haber una política específica: subidas trimestrales, por reunión de directivos…”.

Por eso, es conveniente que “te enteres de todo antes de pedir un aumento perfecto”. Una vez que sabes cómo funciona todo, lo normal es que primero lo pidas a tu superior y éste lo plantee al comité de dirección con el departamento de RRHH presente.

Pero, ¿hay algún momento mejor que otro? “Hay momentos menos propicios: justo cuando el jefe vuelve de vacaciones, un lunes por la mañana, un viernes antes de irse, cuando acaban de despedir a alguien, si ha habido un mes de malos resultados…”.

En cualquier caso, la clave está, según el responsable de Hays Response, en “elegir el momento en el que estés en el momento más alto de valoración”. Esto puede coincidir cuanto estés llevando un proyecto muy exitoso, hayas hecho algo bien y eso suponga un ahorro para la empresa o situación parecida.

Tómatelo como algo serio

En cualquier caso, pedir un aumento de tu remuneración económica es algo importante y como tal debes tomártelo y planteártelo. Es decir, que lo debes abordar en una reunión formal con tu superior.

Javier Renedo recomienda pedir esta reunión con nuestro jefe con 4 o 5 días de antelación. Este tiempo te servirá también para mentalizarte. El motivo de tu reunión debe ser revisar tu evolución profesional y, por tanto, no debes tocar solo el tema de salario, sino abordar también tu desarrollo profesional y posibilidades de futuro. “Debes tenerlo todo muy bien atado y justificado” para que tu objetivo de ganar más dinero se consiga.

Si en tu empresa hay reuniones de desempeño laboral, podemos aprovechar esa reunión para pedir el aumento de sueldo, aunque siendo conscientes en todo momento de cómo sale la reunión. “Puedes pedir el incremento al final de la reunión si la valoración sale bien”, aconseja este experto.

No dejes nada a la improvisación

Igual que te preparas bien una entrevista de trabajo, no debes dejar nada a la improvisación en la reunión que mantengas para pedir cobrar más.

Así, debes justificar muy bien tu decisión, “demostrando que somos un activo importante para el negocio y cómo estamos contribuyendo al mismo”, explica Renedo. Mostrar cifras, reivindicar que tus responsabilidades han aumentado, si se han superado las expectativas o metas que tenían para ti, si haces más de lo que está en tu contrato… las razones y los argumentos son amplios y variados, pero “tienes que hacerlo ver cuando pides ganar más”, sentencia este responsable.

Por eso, debes ir a la reunión con todo muy planificado. “Ten por escrito todos tus argumentos y plantealo con un guión para que no se olvide nada. Tu jefe te hará preguntas incómodas y tienes que saber responder. Debes tener tus razones muy bien argumentadas y plantearlo con seguridad y madurez”, determina Renedo.

Una de las razones que puedes esgrimir es que en la competencia se está pagando más si realmente es así, pero Renedo aconseja no utilizar la técnica de una contraoferta. Sin embargo, sí que puedes aprovechar si te han contactado de otras empresas pero has rechazado la oferta por seguir en la tuya actual. “Demuestras tu lealtad y que en otras empresas se pagan más”.

Mente abierta, actitud positiva

Este experto en Recursos Humanos nos aconseja que, en caso de que nos preguntan cuánto más queremos ganar, no utilizar nunca un rango “porque el aumento siempre será de la cifra más baja”. Por eso, debemos decir “la cifra que tú consideres que es justa”.

Pero, además, también nos recomienda ir con una mentalidad abierta a la reunión. “Se puede negociar otro tipo de salario: más flexibilidad, tickets restaurant, teletrabajo...” dado que “las dos partes tienen que ganar. Es una negociación y debe haber un acuerdo para que los dos ganen”.

Y, por supuesto, debes estar preparado para que la respuesta sea un no. Tu reacción, en este caso, debe ser siempre con madurez y profesionalidad. “No nos tenemos que enfadar, digan lo que nos digan”.

Además, Javier Renedo subraya que al exponer nuestros argumentos (bien contrastados) de porqué nos lo merecemos, “hemos dejado encima de la mesa lo que has hecho por la empresa. La próxima vez será más fácil”. Deberías, además, agradecer el tiempo que te ha dedicado la persona con su reunión.

Y, si te dicen que sí, debes expresar gratitud y tener presente que la mejora “no suele ser una cosa inmediata”.

Si no lo pides, te estás perjudicando

También hemos querido conocer si la estrategia a seguir es diferente si solo pedimos un aumento pequeño —tipo IPC— que si es un gran salto cualitativo. “El aumento debe ser el que tú consideres”, responde Javier Renedo, pero añade que debemos medir muy bien cuándo hacerlo para que no nos limite a futuro. Por eso, “pediría un aumento cuando éste fuera considerable, no para pequeñas cantidades”.

Además, y para los que puedan tener más miedo de enfrentarse a estas reuniones, este experto advierte que no pedir un aumento cuando estamos convencidos de que nos lo merecemos nos puede penalizar. “Estás menos motivado y rindes menos. Si realmente piensas que lo mereces, tienes que solicitarlo”.

Y rompe una lanza a favor de los jefes y las empresas. “Los jefes no son adivinos. Si no les contamos nuestras necesidades, puede que no nos suba el salario. Si no pides nada, pueden pensar que estás contento”, determina.

Fotos: Georgijivc, Valentirussanov, SerrNovik, Ibushev

También te recomendamos

¿Puede ser la revisión del currículum a ciegas el fin de la discriminación laboral?

Un currículum en el que no se identifique al candidato por su edad, sexo o raza podría ser la forma de instaurar un proceso de selección realmente imparcial.

Encuentra trabajo en Facebook antes que nadie: así se buscan las ofertas

Sí, Facebook también puede ayudarte a buscar trabajo. Por eso, deberías seguir unos sencillos pasos, como tener un perfil lo más profesional posible. Te contamos éste y otros consejos.

Cuéntanos algo